Seleccionar página

El sérum se ha impuesto como uno de los productos más utilizados en la rutina cosmética diaria, así que vamos a explicarte cómo aplicar sérum de la manera más resumida posible en nuestro blog de estética en casa.

Lo más valorado por los usuarios es que los resultados son visibles casi de inmediato.

Esto es gracias a que la mayoría cuentan en su composición con la concentración máxima de principios activos, por lo que su utilización permite que el producto actúe con una mayor eficacia.

Mayor concentración de principios activos

Esta es la gran diferencia entre un sérum y una crema: la mayor concentración de los principios activos que se pueden encontrar en el sérum y que pueden duplicar o triplicar a los utilizados en las cremas.

como-aplicar-serum-facial

Pero también conviene señalar que el sérum no es sustituto de la crema, sino que, para que el efecto deseado sea el correcto, se deberán combinar.

Sobre todo, algo que hay que tener en cuenta es que el sérum no cuenta en su composición (al contrario que las cremas) de filtro solar, por lo que es importante aplicar una crema que nos ayude a protegernos de las radicaciones solares.

La unión de los principios activos con el resto de los componentes del serum (vitaminas, extractos vegetales, ácido hialurónico, aminoácidos, etc.) es lo que hace que los efectos sean visibles en un menor tiempo.

Al tener una textura acuosa hace que su uso sea mucho más agradable ya que se absorbe rápidamente y llega a las capas más profundas de la piel.

Cuándo aplicar sérum

Al salir este producto al mercado, al principio se utilizaba solo en caso de pieles muy estropeadas y que tenían un envejecimiento mayor.

Además, eran tratamientos muy costos, por lo que no eran accesibles a todo el mundo.

Este producto ha ido evolucionando y, además de ser accesible económicamente, podemos disponer de diferentes tipos de sérum para tratar problemas dermatológicos específicos. Así que antes de saber cómo aplicar Serum quizás sea más importante detectar cuándo.

Por este motivo, podemos encontrar diferentes tipos de sérum:

Hidratantes

Es el que destaca por su mayor eficacia y es porque, normalmente, son los que contienen en su composición una mayor parte de ácido hialurónico.

Antiedad y Tensores

Son los llamados sérum antiedad. Su característica principal es que su composición es específica para combatir la flacidez de la piel y produce un efecto lifting.

Su composición aporta una gran concentración de antioxidantes que disminuyen las arrugas y aportan suavidad y luminosidad a la piel y, además, actúan en la regeneración celular.

Antifatiga

Su mayor beneficio radica en la concentración de vitaminas minerales y antioxidantes.

Pero no hay que confundir este tipo de sérum con los productos denominados de “efecto flahs”, ya que, aunque sí pueden conseguir que la piel se relaje y aportan luminosidad, no producen el mismo efecto ni son específicos para solucionar determinados problemas de la piel.

Antimanchas

Este sérum está recomendado para reducir las manchas de sol y también las provocadas por los cambios hormonales.

Normalmente están compuestos por vitamina C, extracto de peonía y de abedul blanco, ya que son los que más ayudan a tratar los problemas de pigmentación, pudiendo reducir considerablemente las manchas oscuras.

Reparación nocturna

Al dormir es cuando nuestras células se regeneran y se reparan. Al aplicar el serum de reparación nocturna, lo que ocurre es que nuestra piel absorbe mucho mejor los principios activos del sérum.

Micropeeling

La exfoliación produce la renovación celular y la oxigenación de la piel.

Las células muertas dan a la piel un aspecto cansado y poco saludable, además hacen desaparecer la luminosidad. Este punto es importante para saber cómo aplicar Sérum

El microexfoliante o micropeeling renueva las células dejando la piel luminosa, limpia, suave y tersa.

Cómo utilizar el sérum

Para una correcta utilización de este producto, se han de tener en cuenta lo siguiente:

-Antes de utilizarlo por primera vez, como siempre te decimos, consulta a un experto y tienes que tener en cuenta que el sérum que vas a usar es el correcto para tu tipo de piel y para tus necesidades.como-aplicar-serum

-Comprueba que no tienes ninguna reacción alérgica aplicando muy poco producto en una superficie pequeña de tu piel.

-Limpiar la piel, quitando todo el maquillaje, y sin ningún residuo.

-Se aplica antes de la crema utilizada habitualmente.

-Al ser muy concentrado, no necesitas más que 4 o 5 gotas.

-Ten en cuenta que es un producto que se absorbe rápidamente, por lo que tendrás que darte prisa en aplicarlo si no quieres que tus dedos absorban la mitad del producto.

-No apliques el sérum en la zona del contorno de los ojos, ya que es donde la piel es más sensible y hay mayor posibilidad de que pueda producir algún tipo de reacción alérgica.

-Deja actuar el producto durante unos segundos antes de aplicar  tu crema habitual.

-Lo normal, al igual que las cremas antiarrugas, es empezar a utilizarlo a partir de los 30 años, pero el hecho de haberlos cumplido no implica que, necesariamente tengas que utilizarlo si tu cutis no lo necesita.

-Como no contiene grasas en su composición, se puede utilizar en todos los tipos de pieles.

Algunos trucos que harán del sérum tu mejor aliado

Combínalo con el maquillaje

Si tienes un evento al que quieras asistir con un rostro resplandeciente, solo tienes que añadir unas gotas de sérum a tu maquillaje.

Evita el “efecto oficina”

Puede que pases muchas horas en tu lugar de trabajo con un ambiente en el que la luz natural escasee, además del efecto que producen en la piel el aire acondicionado y las calefacciones.

En este caso, el sérum superhidratante será el que mejor le venga a tu piel.

Reduce las manchas de manos y escote

Estamos hablando siempre del rostro, pero nunca hay que olvidarse del cuello y el escote.

Pero en el caso de que aparezcan manchas en tus manos también puedes utilizar el sérum antimanchas.

Un último consejo

Al igual que ocurre con las cremas antiarrugas, para conseguir la mayor eficacia, el sérum tiene que ser utilizado de forma continua, ya que si no, no producirá el efecto deseado en tratamientos como el del acné, las manchas, etc.

También queremos recordarte que consultes con tu dermatólogo o tu experto para que no tengas ningún problema a la hora de utilizar este producto.

Recibe nuestros artículos