Seleccionar página

Cuáles son los mejores aceites naturales para la belleza

Dentro de los tiempos en los que vivimos, es fácil adentrarse en el mundo de las intervenciones quirúrgicas, pues están a la orden del día, siendo cada vez más numerosas y contando con una amplia variedad.

Todo ello encaminado a la belleza personal, al placer que suscita ver un rostro perfecto delante de un espejo cuando llegamos a cierta edad.

No obstante, existen personas que están en contra de las intervenciones quirúrgicas con fines estéticos. Esto no está en contra de la idea de verse bien, por lo que se inclinan hacia la utilización de tratamientos naturales para dicho fin.

Por eso os traemos hoy este tema nuevo, para que dispongáis de más información si cabe y luzcáis una piel maravillosa y radiante sin tener que pasar por un quirófano.

Los mejores aceites vegetales para la piel

Cuales son los mejores aceites vegetales para la belleza

Con estos aceites no solo podrás suavizar e hidratar la piel, sino que también podrás preparar fórmulas con aceites esenciales de propiedades terapéuticas.

El aceite de oliva puede ser uno de los que tenemos más presentes, ya que conocemos bien sus beneficios y, normalmente, lo consumimos a diario.

Sin embargo, existen otros muchos aceites vegetales que merecen su lugar en nuestra alimentación y en nuestros cuidados cotidianos de belleza.

Por ejemplo, el aceite de jojoba, regula las pieles grasas. El aceite de rosa mosqueta se demuestra de manera excepcional contribuyendo a regenerar la piel en las cicatrices.

Los aceites vegetales son muy interesantes por sus ácidos grasos esenciales (omega-3 y omega-6) y por su riqueza en vitaminas liposolubles (A, D, E y K).

Los beneficios de estos aceites para la piel se pueden disfrutar añadiendo a la ensalada o a la sopa una cucharada sopera de alguno de ellos. Son equilibrados e interesantes los aceites de nuez, soja, germen de trigo, pepitas de uva y sésamo.

A continuación, expondremos los más importantes para el cuidado de la piel.

Aceite vegetal de aguacate

El aceite de aguacate es alto en vitaminas A, D y E, y sus ácidos grasos se parecen a los del aceite de oliva. Antiguamente ya lo usaban con fines cosméticos, como los aztecas.

Es un aceite que suaviza la piel protege, regenera, fortalece y da elasticidad.

Es altamente recomendable para:

Antiarrugas y pieles muy secas

Contorno de ojos

Asociado con el aceite de oliva, ofrece una protección solar muy buena

Aceite vegetal de almendras dulces

Es uno de los aceites vegetales más usados para cuidar la piel dadas sus propiedades. Destaca por su contenido en vitaminas A, D y E, y resulta muy útil para suavizar y calmar picores e irritaciones cutáneas.

Principales indicaciones:

Favorece la curación de dermatosis, quemaduras superficiales e inflamaciones de la piel

Previene la aparición de estrías

Para pieles frágiles como la de bebés, niños y mujeres embarazadas

Aceite de argán

El argán es un árbol espinoso que crece en el suroeste de Marruecos. Sus aceites son usados desde hace siglos por los bereberes del Atlas en masajes, por su poder regenerador en quemaduras solares y pequeñas manchas en la dermis.

Muy rico en vitamina E (antioxidante) y tiene presenta unas propiedades reafirmantes, suavizantes, nutritivas, protectoras y cicatrizantes.

Se recomienda para:

Quemaduras y grietas

Envejecimiento prematuro

Pieles secas, arrugadas y deshidratadas

Proteger la piel del sol y del frío

Es un aceite de rápida absorción que no mancha, tiene un olor agradable y nutre la piel durante días.

Cuáles son los mejores aceites vegetales para la belleza

Aceite de Macadamia

La nuez de macadamia tiene su origen en Australia. Su aceite tiene propiedades muy similares al de almendras dulces y se conserva mejor. Es un aceite muy nutritivo con un efecto protector, calmante y suavizante.

Se recomienda usar en los siguientes casos:

Para pieles frágiles

Para estrías y cicatrices

Para estimular la circulación local, aplicando masajes sin dejar la piel grasa

Aceite de borraja

Este aceite es obtenido de las semillas de la planta. Es un aceite muy rico en ácidos grasos poliinsaturados y en vitaminas A, D, E y K que regula el sistema hormonal, nervioso y estimula las defensas inmunitarias.

Las indicaciones para la piel son:

Tienen un gran poder regenerador

Devuelve elasticidad y tonicidad a la piel

Es interesante para pieles secas, maduras o cansadas

Aceite de Jojoba

Es en realidad una cera vegetal. La jojoba es un arbusto que crece en los desiertos de América del Sur y llegó a ser el “oro de los incas”.

Debido a su composición, este aceite es el mejor aliado de las pieles grasas porque ayuda  a regular la producción de sebo.

Sus propiedades son:

Se puede usar como desmaquillante

Previene la deshidratación de la piel y revitaliza las pieles asfixiadas

Aceite de nuez y albaricoque

Es alto en vitamina A y el aceite ideal para el verano, puesto que ayuda a obtener un bronceado bonito y duradero mientras protege de los rayos solares, aunque hay que decir, que esto no sustituye a un protector solar en exposiciones prolongadas.

Se recomienda para:

Tonificar, nutrir, suavizar, revitalizar y regenera la piel, evitando el envejecimiento prematuro

Pieles jóvenes

Dar luminosidad a la piel sin dejarla grasa

Aceite de rosa mosqueta de Chile

Este aceite se obtiene del fruto de la Rosa rubiginosa, que crece de forma silvestre en Chile. Es muy rico en omega-3 y tiene un gran poder cicatrizante y antiarrugas.

Se recomienda en los siguientes casos:

Para prevenir y tratar arrugas, manchas de vejez, estrías, quemaduras solares, acné, psoriasis y escaras. Trata en profundidad las cicatrices

Para pieles maduras, por sus propiedades rejuvenecedoras

Aceite de Sésamo

Es uno de los más usados en los masajes ayurvédicos. Se trata de un aceite oscuro, rico y nutritivo, con un alto contenido en vitamina E, de efecto antioxidante.

Destaca por ser un gran aliado del cuidado personal y de belleza:

Alivia tensiones musculares y problemas articulares

Regenera y suaviza la piel irritada

Protege la piel de los rayos ultravioleta

Aceite de Comino negro

Este aceite ha despertado mucho interés en la comunidad científica y se siguen investigando sus numerosas propiedades terapéuticas. También se usa exitosamente para tratar alergias al polen y es útil para personas asmáticas.

En el plano que nos interesa, se usa para:

Tratar eccemas, psoriasis, quemaduras e irritaciones

Si tienes cualquier duda sobre el tema, no dudes en contactar con estética en casa, estaremos encantados de ayudarte en todo lo que necesites y te ofreceremos un servicio de calidad.