Seleccionar página

Cuidados de la piel en la adolescencia

 

Es muy importante cuidarse la piel a partir de los 30 años de edad porque la piel tiende a envejecerse día a día debido a que el organismo no se renueva tan rápido y la regeneración de las células desciende considerablemente siendo cada vez menor.cuidados-pieles-jovenes-acne

Los factores que se van notando en la cara son: la oxidación, la deshidratación, una pérdida de colágeno y elastina.

Estos dos últimos factores son los que hacen quela piel se fije a los músculos de la cara.

Esta aparición de las primeras arrugas van ligadas a la sequedad en la piel, falta de elasticidad, pérdida de tersura y brillo.

Pero en este post nos preguntamos, ¿qué pasa antes?

 

Puede ser que establecer una rutina de belleza y prestar más atención a nuestra piel sea más difícil en épocas como antes y durante la adolescencia, esto no es porque no la necesite sino porque no tenemos la información suficiente.

Por ejemplo, ¿quién sabe a los 15 años que una buena hidratación es esencial para la piel? Esto es importante saberlo, para ello hacen falta crear más opciones encaminadas a las personas comprendidas en esta edad.

Cuidados de la piel en la adolescencia

No podemos dejar a un lado,  por supuesto, que los productos que se vayan a utilizar sean respetuosos y naturales para la piel.

 

Incluso antes de la adolescencia

 

Tampoco debemos empezar demasiado pronto con estos cuidados, la piel es un órgano que presenta unas necesidades que cambian a lo largo de los años, por eso los cuidados van a tener que ser diferentes.

Estos cuidados como, la hidratación, la higiene o la limpieza del acné están recomendados para personas muy jóvenes, sin llegar a esperar a la adolescencia.

No es cuestión de elegir una edad concreta, sino que es más de elegir el producto que más se adecue a nosotros en cada momento.

 

Cuidados de la piel en la infancia

 

En la época infantil, lo principal debe ser que la piel esté muy limpia e hidratada, para eliminar esas impurezas que se acumulan, por otro lado, la protección a los rayos del sol es aún más importante en la infancia porque la piel presenta menos capacidad para luchar contra las agresiones procedentes del sol.

Una vez entramos en la adolescencia, es recomendable aglutinar productos que ayuden a controlar la grasa que aparece con mucha frecuencia.

 

¿Qué ingredientes tiene que tener el producto indicado para pieles tan jóvenes?

 

  • Excipientes bajos en grasa, con cantidades altas en agua.
  • Ingredientes matificantes y sebo reguladores como el cinc. El sebo es una sustancia de origen natural que ayuda a equilibrar la cantidad de agua que mantenemos y la que liberamos a través de la piel.
  • Hidratantes como el ácido hialurónico.
  • Calmantes y antiinflamatorios.
  • Fotoprotectores químicos y físicos
  • Si se tiene mucha grasa se puede aplicar una mascarilla arcillosa para que absorba el sebo.

 

¿Qué rutina de higiene facial deben seguir los adolescentes?

 

Los adolescentes deben coger una rutina de higiene facial diaria, para así empezar a tratarla. Deben de hacerlo por la mañana y por la noche. Es muy importante saber que necesita y que tipo de piel tienen antes de comenzar a tratarla.

Por la mañana lo primero que deberán de hacer será lavarse la cara con un limpiador suave, secaremos la piel muy bien y aplicaremos un poquito de tónico en spray. Después aplicaremos una crema fluida y si tiene protector solar mejor, aunque sea un SPF 30 por lo menos, en los meses de invierno, en verano tendremos que poner un SPF 50. Si se va a maquillar después es recomendable que el maquillaje sea oil free y sobre todo que no sea un maquillaje malo y barato.

Por la noche es súper importante lavar la piel siempre, se maquille o no y después poner una crema específica dependiendo del tipo de piel que se tenga. Si se tiene una piel seca pondremos una crema concentrada y rica en hidratación y si tenemos una piel con acné pondremos una crema oil free o el tratamiento que nuestro especialista nos haya recomendado.

Lo que no debemos olvidar NUNCA es que la constancia es lo que nos da resultados.

 

¿Cómo se puede combatir el acné que tanto preocupa en estas edades?

 

El tratamiento a seguir lo tiene que dar un médico especialista (dermatólogo). Esas apariciones de acné pueden ser debidas a que algo no va bien y debe ser observado.

Si aparece con demasiada prontitud puede ser una señal de pubertad precoz.

Un grano sale cuando los poros de la piel se obstruyen con un tipo de grasa llamada sebo, que normalmente lubrica la piel y el pelo.

Muchas de las glándulas que producen este sebo se encuentra la zona T de la cara (frente, nariz y barbilla) por eso es donde salen más granos.

 

Consejos para prevenir el acné

 

Vamos a tratar de daros algunos consejos para prevenir los brotes de acné y para conseguir eliminarlos lo antes posible:

  • Se debe lavar bien la cara dos veces al día con agua templada y un jabón suave, especial para personas con acné. Se recomienda masajear suavemente la cara con movimientos circulares. Si se hace con ligereza se puede irritar la piel. Después del lavado, se recomienda aplicar una crema que contenga peróxido de benzoilo.
  • Es importante no trastear los granos porque puedes ocasionar daño. Al reventar un grano se puede empujar pus hacia capas más internas, provocando así más inflamación y un color más rojizo. También te pueden quedar cicatrices.
  • Se debe evitar tocarse la cara con frecuencia porque puedes llenarla de bacterias que hacen que los poros se irriten. Hay que tratar de lavarse bien las manos y muchas veces.
  • Si llevas gafas graduadas, trata de limpiarlas con mucha frecuencia para evitar que se acumule grasa alrededor de los ojos y de la nariz.
  • Se deben usar maquillajes que no sean comedogénicos ni acnegénicos. También se recomienda retirar el maquillaje antes de irse a la cama.
  • Se debe limpiar el pelo asiduamente para evitar la transmisión de grasa y de suciedad a la piel.
  • Se tiene que cuidar el acné frente a los rayos del sol. Esto puede provocar lesiones importantes y además favorece el envejecimiento de la piel.