Seleccionar página

Cuidados de la piel tras el verano

Después del verano nuestra piel ha sufrido irremediablemente los efectos del sol, por eso hay que realizar unos tratamientos específicos para que vuelva a lucir como antes de la época veraniega.

Cuidados de la piel tras el verano

Antes decía “irremediablemente” porque a pesar de que no hayas ido mucho a la playa este verano ni hayas tomado el sol durante horas, tu piel ha estado expuesta más tiempo al sol porque vestimos de una manera más descubierta que durante el resto del año.

También nuestro aspecto ha sufrido los estragos de la alta incidencia de los rayos UVA, el viento, la sal del mar, el cloro de la piscina, la deshidratación y los cambios de la alimentación.

Es por ello que ha llegado el momento de darle a nuestro rostro los cuidados necesarios para que podamos recuperar nuestro aspecto más natural.

Septiembre…

Tenemos que cuidar más nuestro cuerpo llegado el mes de septiembre, nuestra piel, en un proceso natural de exfoliación y renovación, se va a ir renovando pero si queremos que luzca uniforme y con luminosidad podemos acelerar el proceso ayudándonos de tratamientos exfoliantes o peelings y regeneradores adecuados a cada tipología de piel.

El rostro es una de las partes más afectadas del cuerpo porque constantemente está expuesto al sol, al aire, a la contaminación, y a multitud de agentes externos capaces de dañarlo y hacerlo envejecer de forma más prematura.

Por este motivo, te recomendamos que prestes mucha atención al tratamiento de belleza que te citamos en este artículo.

Un tratamiento capaz de rejuvenecer tu rostro, capaz de devolverle la luminosidad, elasticidad y brillo a una de las partes más importantes de nuestro cuerpo.

Exfoliación

Lo primero que tenemos que hacer es realizar una exfoliación en profundidad, tanto facial como corporal, ya que te ayudará a liberar de la piel todas las células muertas que obstruyen la superficie del tejido provocando un aspecto apagado por los granos, puntos negros o manchas.

Después de la exfoliación, tu cutis recuperará su esplendor, su suavidad y su tersura y dará paso a tratamientos más intensivos.

Microdermoabrasión

Este tratamiento, que ya hablamos en artículos anteriores desde estética en casa, véase aquí, consiste en una exfoliación que trabaja sobre la epidermis y la dermis de una manera suave, consiguiendo unos resultados muy parecidos a los del peeling, eliminando las células muertas y favoreciendo la aparición de células nuevas.

El origen de las técnicas de la microdermoabrasión está en la dermoabrasión. Esta última profundiza más en la epidermis, en cambio, el tiempo de recuperación es algo mayor.

En la técnica de la microdermoabrasión haces vida normal después de la sesión, sin embargo, la dermoabrasión requiere varias semanas dependiendo del caso.

Hablando un poco más sobre la microdermoabrasión, deciros que no es nada agresiva y permite retomar la vida normal después de la sesión de forma natural.

En nuestro centro de Granada podemos ayudarte a recuperar la vitalidad de tu piel.

Peeling corporal

La exfoliación no es solo un tratamiento para la cara, la piel del cuerpo también puede ser exfoliada, y lo cierto es que es muy agradecida, recupera el tono y la elasticidad de manera inmediata.

Cuidados de la piel despues del veranoEs recomendable hacer tanto el peeling en el rostro como en el resto del cuerpo, que también han sufrido los estragos de los rayos del sol.

Con un masaje corporal te aplicamos sales exfoliantes de origen marino que contienen una gran cantidad de aceites esenciales muy beneficiosos para el cuerpo. Es un tratamiento corporal perfecto para conseguir que tu piel se regenere lo que te aportará un aire mucho más fresco y joven.

Consejos para cuidar la piel

A continuación te vamos a dar unos consejos para que cuides tu piel como se merece. Combina el tratamiento del que te hemos hablado con anterioridad con estos consejos y recupera la luminosidad, suavidad y tersura de la piel. Presta atención.

Hidrata la piel

Hidratar la piel es fundamental para que se vea tersa y luminosa. Se recomienda beber mucha agua diariamente, alto consumo de fruta y de verdura.

Alimentación saludable

Por normal general durante el verano es un descontrol a nivel alimentario. Comemos y cenamos más de lo normal y se aumenta el consumo del alcohol. Es necesario recuperar nuestros hábitos alimenticios.

Productos adecuados

El cuidado facial en cualquier época del año depende en gran medida de los productos que uses (cremas, tónicos faciales…).

Sin embargo, tras el verano esto cobra más importancia. Te recomendamos que le preguntes a nuestra experta en medicina estética  para que te aconseje cuáles son los productos mejores para ti, en función del estado de tu piel tras el verano.

Tratamientos faciales

Cuidar la cara no depende solo de la alimentación, la hidratación y los productos. La genética juega un papel fundamental, por ello, en muchos casos es necesario recurrir a tratamientos faciales como la mesoterapia facial, el bótox…

Si los cuidados de la piel después del verano no son suficientes, contacta con nosotros y te aconsejamos cuál es el mejor tratamiento para ti.

Protección solar

Es muy importante no abandonar el protector solar después de que haya acabado el verano. La cara siempre está expuesta al sol y este perjudica gravemente la salud de la piel de la cara.

Fomenta la aparición de arrugas, de manchas, favorece la deshidratación…

Recomendamos usar siempre el protector solar para la piel del rostro durante todo el año, incluso en los meses de más frío.