Seleccionar página

Seguro que siempre has soñado no tener que depilarte nunca más. Y esto es posible gracias a la depilación láser, uno de los tratamientos más útiles de los últimos tiempos dentro del campo de la estética.

Tanto para mujeres como para hombres ha supuesto una revolución y se ha convertido en uno de los tratamientos estéticos más demandados.

Tanto es así que las depiladoras láser han ido evolucionando desde los años 90 del pasado siglo hasta hoy, pudiendo aplicarte este tratamiento en casa sin ningún peligro.

 

¿En qué consiste la depilación láser?

 

El objetivo de la depilación láser es la eliminación permanente del vello del cuerpo.

que-es-depilacion-laserLa destrucción del folículo del pelo sin que la piel resulte dañada se consigue a través de la aplicación  del láser que, básicamente, es un haz de luz con una longitud de onda determinada y que produce la fototermólisis selectiva.

De este modo, la luz del láser produce calor que vendrá determinado por la longitud de onda, que es el que destruye el folículo.

Dependiendo del sistema de depilación láser, esta longitud de onda emitida actuará mejor con determinado tipo de vello.

 

Tipos de láser

 

En la depilación se usan diferentes tipos de láser. Cada uno de ellos emite una longitud de onda diferente.

El tipo de piel y de vello será el que determine qué depilación láser es aconsejable utilizar.

 

Láser Rubí

El primer láser que se empezó a utilizar fue el Láser Rubí y estaba aconsejado para las pieles más claras. Actualmente no se utiliza ya que puede producir quemaduras.

 

Láser Alejandrita

El láser Alejandrita es el más efectivo para las pieles más claras, aunque se puede utilizar también en casi todo tipo de pieles.

Al ser un láser que lleva años utilizándose, se ha demostrado que no tiene efectos secundarios ni a corto ni a largo plazo.

Además, las pieles claras tienen la ventaja de que los resultados son más rápidos porque se puede aplicar una mayor potencia.

 

Láser Diodo

Es el más aconsejado para las pieles oscuras, que tengan un fototipo superior a III.

Dentro de este tipo de láser, se encuentra el denominado soprano, que funciona con un sistema de ráfagas lo que hace que tengan menos energía, pero que sean más continuas en una ráfaga de pulsos.

 

Láser Neodimio-Yag

Se recomienda para las pieles muy oscuras o muy bronceadas. En ellas se incluyen también el fototipo V.

 

Láser E-light

También se le denomina láser de hyper luz pulsada intensa y es apto para todos los tipos de pieles. Funciona con pulsos de repeticiones.

Uno de estos tipos de láser es el Ridiard. Es uno de los más interesantes, ya que es indoloro y se obtiene el resultado deseado rápidamente.

Esto es gracias a que trabaja con una longitud de onda profunda y de alta repetición.

 

Las ventajas de utilizar la depilación láser

 

  • La primera ventaja indiscutible en la que pensamos todos es la del ahorro de tiempo y el estar listo en cualquier momento y en cualquier circunstancia.
  • No es un tratamiento realmente costoso. Solo tienes que ver lo que gastas en hacerte la cera, por ejemplo a lo largo de un año.
  • Acaba casi definitivamente con el vello. Es cierto que, a veces, no al 100%, pero sí al menos al 90%. Este 10%, aproximadamente, es el vello que queda con poca melanina y no se elimina tan fácilmente.
  • Es un tratamiento seguro para la piel.
  • Mejora y previene la foliculitis, es decir, los vellos enquistados, por lo que previene infecciones.
  • Activa la producción de colágeno y elastina de la piel, por lo que tendrás una piel mucho más saludable y suave.
  • Con el avance tecnológico, el láser se ha convertido en un tratamiento indoloro.
  • Las sesiones son cortas, por lo que tampoco perderás tiempo en ello.

 

Lo que hay que saber antes de utilizar la depilación láser

 

  • El vello claro es más difícil de eliminar que el vello oscuro, sin embargo es más fácil eliminar el vello de una piel clara que de una piel oscura.
  • No es conveniente realizar la depilación láser durante la época de verano, porque para pieles bronceadas está contraindicado.
  • Tampoco se debe utilizar si has sufrido alguna enfermedad cutánea.
  • No es lo habitual, pero puede producir quemaduras si se está tomando cierto tipo de medicamentos fotosensibilizantes. Por esto es importante que lo consultes con el médico y con el equipo que vaya a aplicar el láser.
  • Las embarazadas no deberían utilizar este método, al menos, hasta que concluyan el periodo de lactancia.
  • El resultado de la depilación láser está relacionado con las hormonas, tanto masculinas como femeninas. Por esto no es posible eliminar definitivamente el vello de la cara y habrá que someterse a más sesiones posteriores.
  • Con el láser de diodo puede haber efectos secundarios, pero solo durarán unas horas tras la aplicación del mismo: picor, escozor o enrojecimiento y hormigueo pueden ser posibles. Pero sin mayores consecuencias.

 

Trucos para conseguir un mejor resultado con la depilación laser

Es recomendable seguir unos pasos antes de comenzar una sesión de depilación láser:

  • Exfolia la piel el día anterior.
  • Rasura la zona en la que se va a aplicar el tratamiento, al menos, 12 horas antes.
  • Tener siempre la piel hidratada. Sobre todo la semana antes del tratamiento. Y también después de él. Acostúmbrate a las cremas hidratantes siempre, tu piel lo agradecerá.
  • No depilarse ni con pinzas ni con depiladoras eléctricas desde semanas antes de la sesión. Sí, deberás dejar crecer el vello.
  • Evita el sol por lo menos durante tres días antes y tres días después del tratamiento.

En conclusión, siempre que vayas a realizar un tratamiento estético, como en el caso de la depilación láser infórmate antes de comenzar con él.

Es importante que sepas todas las ventajas e inconvenientes y si puede producirte algún tipo de contraindicación.

Por lo demás, este método es bastante seguro e incluso ya es posible realizarlo desde tu casa con alguna de las máquinas que te recomendamos en nuestra página de depiladoras láser.

 

depilacion-laser