Seleccionar página

Bajo la denominación de hirsutismo se esconde un problema muy importante para muchas mujeres: el crecimiento de vello terminal excesivo, fuerte y oscuro, que se distribuye por zonas en las que es normal que aparezca en los hombres pero no en las mujeres: cara (barbilla, labio superior, orejas, patillas), pecho, abdomen, espalda, glúteos, etc.

Afecta a un 10% de mujeres que no padecen menopausia y, generalmente, suele afectar levemente. Sin embargo, hay un porcentaje muy pequeño debido a otros trastornos más importantes.

 

Qué es el hirsutismo

Al crecimiento del vello en estas zonas se produce por un exceso de hormonas masculinas, como la testosterona, se le denomina hirsutismo.

Se produce porque los niveles de hormonas androgénicas se eleva, esto hace que en el folículo piloso se produzcan una serie de transformaciones que hacen que el vello se transforme en pelo terminal.

hirsutismo facial

La  hiperproducción de andrógenos también puede estar ocasionada porque se tenga una gran sensibilidad cutánea a este hiperandrogenismo, asociado a una mayor producción de hormonas en ovarios, en las glándulas suprarrenales e, incluso, porque la hormona que lo transporta esté debilitada, no conteniendo la circulación del andrógeno.

Este trastorno, en muchas ocasiones, se asocia con otros que están provocados por estas hormonas androgénicas: acné, calvicie, seborrea, voz más grave, reducción del tamaño de los pechos, menstruaciones irregulares, o ausencia de menstruación, infertilidad, entre otros.

Sus causas

Aunque la mayoría de las veces, no existen causas identificables para que se produzca el hirsutismo, y no tiene por qué llevar asociada una afección importante para la salud, sí que hay veces que puede estar ocasionado por diversos motivos, alguno de ellos importantes.

Pueden influir tanto los antecedentes familiares de síndrome de ovario poliquístico o hiperplasia suprarrenal.

Así mismo, influye la procedencia. Las mujeres que más lo sufren son las de la franja mediterránea, las provenientes de Oriente Medio así como las del sur de Asia.

Otro factor a tener en cuenta es la obesidad, que aumenta la producción de la hormona androgénica.

 

Factores que desencadenan el hirsutismo

 

Medicamentos

Es común que algunos medicamentos, como los que se utilizan para tratamientos en casos de endometriosis o que incluyan testosterona y derivados de ella provoquen hirsutismo, como anticonceptivos orales  o esteroides anabólicos.

Ovario poliquístico

Normalmente comienza en la etapa de la pubertad.

Al descompensarse la producción de las hormonas sexuales, y con el paso del tiempo, este síndrome puede producir un mayor crecimiento de vello de lo que es habitual, así como obesidad, infertilidad, quistes ováricos y problemas relativos al periodo.

Hiperplasia suprarrenal congénita

Es hereditaria y provoca que aumenten las hormonas esteroides como el cortisol y andrígeno en las glándulas suprarrenales.

Síndrome de Cushing

Exponer al cuerpo a niveles altos de cortisol es causa de un aumento de vello corporal.

Puede suceder con medicamentos que contengan cortisona.

Tumores

Es muy raro que se produzca por esta causa, pero puede suceder que determinados tumores que tienen origen ovárico segreguen andrógenos.

Embarazo

No es muy frecuente, pero sí puede ocurrirle a algunas mujeres durante el embarazo.

Postmenopausia

En esta etapa, si el hirsutismo no está desencadenado por fármacos y aparece de repente, habría que hacer un examen médico y descartar tumores.

 

Tratamientos para combatir el hirsutismo

 

En primer lugar, hay que consultar con el médico y averiguar la causa que provoca este hirsutismo.

Existen diferentes tipos de tratamientos, para decidirte por uno u otro, lo mejor es que te asesore tu médico antes.

hirsutismo

Tratamientos farmacológicos

Existen varios medicamentos con los que tratarlo. Puede hacerse a través de algunos anticonceptivos orales y otros tipos de medicamentos antiandrógenos.

También hay cremas, que tiene que recetarte tu dermatólogo, que son eficaces para bloquear el crecimiento del vello facial.

 

Adelgazar

Como dijimos anteriormente, una de las causas por las que se puede producir esta descompensación hormonal se debe a la obesidad.

Llevar una alimentación sana y equilibrada, hacer deporte y reducir la ingesta de grasas para bajar de peso y acumular menor cantidad de grasa corporal, hará que el hirsutismo se reduzca notablemente.

Maquillajes, cremas, ceras y decolorantes

Existen diversos tipos de maquillajes, cremas depilatorias, ceras y decolorantes que eliminan el vello o lo hacen menos visible.

Depiladoras

Las depiladoras faciales son efectivas, pero siempre el pelo tiende a salir de nuevo con las mismas características, sin ser más débil.

Depilación láser

En este post anterior ya os contamos todo lo referente a la depilación láser.

En el caso que nos ocupa, es el que mejores resultados proporciona, ya que el láser puede eliminar las células que producen el vello.

Pero hay un pequeño problema y es que en el caso del vello producido por factores hormonales, es más difícil de erradicar que el vello normal con la fotodepilación puesto que las células con pigmento sobre las que actúa la depilación láser escasean.

Por este motivo, aunque este tipo de depilación funcione, no se trataría de una depilación definitiva, puesto que el pelo vuelve a salir de nuevo.

Dependiendo de la parte del rostro a tratar, serán más eficaces unos tipos de láseres que otros, por lo que te tiene que aconsejar tu doctor.

Por lo tanto, este es un problema con solución, pero recuerda que antes tienes que consultar con tu médico para dar con la causa que lo provoca y poder, de este modo, llegar a conseguir el mejor tratamiento para resolverlo.