Seleccionar página

Marta Quesada

Marta Quesada es una técnico en microblading de las más especializadas en el sector de las cejas en su ciudad natal, Granada. Su éxito se basa en la formación continua, en no creer que está ya todo aprendido y en la pasión que pone en todo lo que hace.

Es ahí donde surge el brillo de una profesional para destacar. Cuenta ya con algunos años de experiencia en el sector de la estética, ha trabajado en ciudades como Barcelona, Madrid y Granada, siendo ésta última ciudad donde está llevando a cabo numerosos trabajos de microblading.

En otra ocasión, hicimos una entrada para hablar de las diferencias que existían entre el microblading y la micropigmentación, si usted lo desea lo puede volver a ver aquí.

Esta vez, nos enfocaremos en la figura de la experta en microblading, Marta Quesada, vamos a entrevistarla para conocerla un poco más.

¿Es fundamental en tu trabajo perseguir unos altos estándares de calidad para alcanzar los mejores resultados y destacar?

Es importante hacer un trabajo perfecto de la más alta calidad y que el cliente salga contento, pero tengo que reconocer que no siempre es posible hacerlo, sea por el tipo de piel o el tipo de gustos.

Una ceja perfecta para uno, no significa lo mismo que para otro. La belleza es muy relativa, con lo cual yo suelo guiarme por la base natural y por lo que cada cliente quiere.

No hago todas las cejas iguales porque estén de moda de una cierta manera, sino que, intento hacer las cejas para que las personas las sientan como suyas desde el primer momento.

¿Cuántas horas de formación y perfeccionamiento son necesarias para dominar la técnica de microblading?

Es complicado dar una cantidad. Podría decir que es una técnica de la que nunca puedes decir que ya lo sabes todo. Después de cientos de plantillas de látex haciendo día a día microblading, puedo decir que ahora empiezo a entenderla.

Aun así, salen casos complicados que nunca has tocado y toca aprender e investigar.

Continuamente se desarrollan técnicas  y productos nuevos, por lo que nunca dejas de formarte y de acudir a cursos.

¿El microblading puede ayudar a establecer la autoestima en pacientes que han sufrido un tratamiento oncológico?

Tras pasar por un tratamiento tan agresivo, lo normal es que las personas pierdan el pelito de las cejas.

Nos cuentan que cada vez que se miran al espejo recuerdan la enfermedad pasada, se ven tristes y sin expresión.

Una reconstrucción de cejas sube la autoestima y devuelve la expresión a la cara. Fuera de lo puramente físico, en estos casos las cejas van más allá.

¿En qué consiste el microblading?

Es una técnica semipermanente en la que se dibujan líneas en la piel, imitando el pelo. Con ello, se consigue un efecto muy natural.

Se realiza con un utensilio que se llama Tébori, es como un bolígrafo, y cuenta con una punta desechable, parecido a una cuchillita, y eso se va impregnando en el pigmento y se van realizando los trazos naturales del cabello.

¿Es dolorosa esta técnica?

Produce molestia pero no dolor. No es necesario poner ningún tipo de anestesia. Es una molestia que se soporta bien.

¿Cuál es la diferencia entre hacerse un microblading y un tatuaje?

Un tatuaje antiguo estándar, generalmente usando tinta oscura permanente con una máquina, resulta en formas sólidas estampadas como cejas. Puede resultar muy antinatural y a veces deja un color gris poco favorecedor que dura entre 20-30 años.

El microblading es una técnica de tatuaje que crea una serie de incisiones similares a las del cabello. El pigmento usado es semipermanente y dura entre 1 y 2 años.

Como resultado, el microblading no sólo simula una estética mucho más natural que el tatuaje antiguo, sino que proporciona la flexibilidad para cambiar la forma de las cejas, ya que tanto las tendencias como los rostros cambian con el paso del tiempo.

¿Cuánto tiempo dura la realización de la técnica?

Dura alrededor de un año, depende mucho de la piel que tenga la persona, si la piel es seca le durará un poco más, y si la piel es grasa le durará algo menos. Normalmente es un año.

 

¿Cómo sabe la paciente que lo necesita?

Puede descubrir que lo necesita si se da alguno de estos casos:

Le resulta difícil dibujar/llenar el maquillaje de cejas.

Le resulta difícil mantener el maquillaje durante todo el día.

No tiene simetría en las cejas y con el paso del tiempo están despobladas.

Ha sufrido alguna enfermedad y no tiene o tiene poco pelo en las cejas.

El efecto que se consigue, ¿Cuál es? ¿Cómo se traduce el cambio en el rostro?

Se consigue una simetría en las cejas y un efecto visual de estar más pobladas. De esta manera se consigue rejuvenecer la mirada.

¿A qué personas es más recomendable este tratamiento?

Se puede recomendar a todo tipo de cejas, en función de cada persona, hacemos un diseño personalizado. Hay que hacer una valoración previa, pero se puede hacer en cualquier tipo de ceja.

Cuando te realizas esta técnica ya no puedes verte en el espejo sin ella.

¿Qué te diferencia de otras expertas en microblading?

Ofrezco este servicio desde hace más de dos años en Granada, siendo una técnica de las más demandadas en los últimos tiempos. A parte de trabajar con los mejores productos del mercado, también tengo la mejor titulación que se puede poseer, Phibrows.

Se hace un diseño muy personalizado, se asesora personalmente (antes, durante y después). Es muy importante que la persona que se quiera hacer este tratamiento disponga de toda la información.

¿Hay hombres que se realizan esta técnica?

Sí, hemos trabajado ya con algunos, pero hemos de decir que la gran inmensa mayoría de nuestro público son mujeres.

¿Qué sucede con el pelo que estaba en la ceja antes del microblading?

Las cejas naturales no son afectadas ya que no son tocadas por el microfilamento. Es importante mantener la mayor parte del cabello natural de la paciente para así mantener una estética natural.