Seleccionar página

Preparar la piel para el verano

Vamos a contaros hoy los pasos necesarios que hay que dar para preparar la piel para el verano.

En nuestro centro de estética en Granada podemos ayudarte a dejar preparada tu piel para que las primeras exposiciones al sol no sean perjudiciales para tu salud.

Preparar la piel para el verano

Proteger la salud

Tras varios meses con la piel oculta y protegida, la exposición de la piel al sol de forma repentina puede afectarnos muy negativamente a la salud, por eso deberíamos hacerlo poco a poco, no obstante, no siempre es posible.

Así que toca prevenir y tomar una serie de medidas para lucir un bronceado de diez sin dañar ni ocasionar problemas a la piel.

Anteriormente, se pensaba que la exposición al sol era totalmente benigna.

Hoy en día ya se conoce que los rayos ultravioleta son capaces de inducir eritema, pigmentaciones, envejecimientos prematuro, sequedad, deshidratación, queratosis, e incluso en casos más aislados, cáncer de piel.

Los rayos ultravioleta pueden llegar a causar alteraciones en el propio DNA y en otras estructuras, además de poder llegar a ser responsables de muchas reacciones de fotosensibilidad y enfermedades tales como erupción polimórfica a la luz, dermatitis actínica crónica, lupus eritematoso o urticaria solar.

Prevención y cuidado de la piel para el verano

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano, nos protege contra el calor o contra lesiones o infecciones.

Cuando esta barrera natural se deteriora, también afecta a sus funciones. La piel pierde hidratación y elasticidad, haciéndose más vulnerable a posibles amenazas externas, como rayos ultravioleta, hongos o bacterias.

En la época de verano, la piel puede verse afectada por el sol, el cloro o el cambio de rutinas de cuidado cotidianos; dormimos peor, comemos más veces fuera de casa, bebemos menos agua y solemos ingerir más alcohol y azúcares.

A la mayoría de las personas nos encanta lucir un buen bronceado en verano, pero no nos sirve conseguirlo de cualquier manera, ya que podemos pagar caro el daño que le hacemos a nuestra piel.

Por eso, es imprescindible que preparemos la piel para el verano, hay que tomar las precauciones pertinentes y reparemos la piel tras cada exposición.

Eso sí, hay productos que pueden autobroncear la piel, además de hidratarla y nutrirla.

Hay zonas de nuestra piel que además de quedar más expuestas, son más sensibles al sol.

Debemos tener especial cuidado con el escote, los labios, la manos, los empeines, la nariz, los hombros… en definitiva cualquier zona de nuestro cuerpo que pueda quedar al descubierto.

Los problemas derivados son manchas, sequedad, lentigos y capilares. También pueden aparecer arrugas, sin embargo, son consecuencia de una exposición más prolongada.

Los fenómenos oxidativos son los principales causantes del envejecimiento cutáneo.

A pesar de que nuestra piel posee su propio mecanismo de defensa frente a estos fenómenos, con el paso del tiempo se saturan y dejan la piel expuesta a los efectos nocivos de los radicales libres.

Cómo conseguirlo

Alimentación, exfoliación, hidratación, protección y selección de productos de cosméticos son factores decisivos.

La capa córnea es el estrato más superficial de la epidermis y está en contacto con el exterior. La función de esta capa, es la de proteger la piel de la deshidratación y de las agresiones externas (radiación solar, cambios bruscos de temperatura, cloro, etc).

Para que la capa córnea realice sus funciones de forma óptica, necesita retener entre un 10% y un 15% de agua.

Si se desequilibra ese balance, la piel se deshidrata, presentando sequedad, mayor tendencia a las quemaduras solares, descamación, irritación, falta de luminosidad y fotoenvejecimiento.

Pasos para preparar tu piel para el verano

La piel exige una seria de cuidados todo el año, sin embargo, es en primavera el momento en el que debemos preservar aún más y adoptar rutinas más exigentes.

Debemos adoptar una serie de medidas imprescindibles si queremos llegar al final del verano con una piel bronceada, sana e hidratada.

Prepara tu piel para el verano

Alimentación e hidratación

La alimentación e hidratación es un hábito imprescindible para estar sanos. Las propiedades y nutrientes de los alimentos que más nos van a proteger son la Vitamina C y E, los polifenoles, los minerales, los ácidos grasos omega 3, los licopenos y los betacarotenos.

Estos últimos protegen y preparan la piel frente a la exposición solar.

Algunos alimentos recomendables para preparar la piel para el verano son, por ejemplo, frutas y verduras de color anaranjado como la zanahoria, la calabaza, los tomates y el albaricoque.

Las verduras de hoja verde como las espinacas, el brócoli, el pimiento o el calabacín, los melones o los espárragos y la naranja.

La dieta puede proporcionarnos un buen aporte de vitaminas y minerales que ayudan a mantener la salud cutánea.

Junto con la alimentación es importante la hidratación. Deberíamos beber entre litro y medio o dos de agua, conviene hacerlo de forma regular durante todo el día, sobre todo en las horas de intenso calor o cuando practicamos ejercicio.

Cosmética y Nutricosmética

El uso de cosmética de calidad nos va a permitir darle una serie de merecidos cuidados a nuestra piel que la van a mantener hidratada.

La nutricosmética nos supone una puesta a punto interior para protegernos de los rayos ultravioleta y de la acción de los radicales libres.

En nuestro centro de estética en Granada podemos ayudarle a que su puesta a punto para el verano sea la mejor.

Hacemos tratamientos faciales consistentes en:

Exfoliación

Esta fortalece la dermis, aporta elasticidad y suavidad a la piel, y la hace más resistente ak sol, lo que favorece el bronceado.

Esta exfoliación, debe hacerse tanto en el rostro como en el cuerpo, teniendo en cuenta que su frecuencia dependerá de la sensibilidad de la piel.

Debemos ayudar a nuestra piel a que se desprenda de esas células muertas.

Hidratación

Dicha hidratación la haremos tanto por dentro como por fuera. Además de beber abundante agua, es necesario usar cremas ligeras, ya que al sudar no es conveniente usar cosmética muy untuosa.

Tratamientos

Como hemos mencionado con anterioridad, la limpieza y la exfoliación de la piel forma parte de su preparación para el verano.

Como nos indica nuestra experta en estética, Marta Quesada, es necesaria una limpieza facial en primavera y dejar la piel de la cara lista para las primeras exposiciones al sol.

Recuerda que te podemos asesorar en nuestro centro de estética en Granada o bien desde nuestra web puedes contactar con nosotros, estaremos encantados de poder ayudarte.

Prepara la piel para el verano