Seleccionar página

Una alimentación saludable, con una correcta ingesta de vitaminas es fundamental para la salud de tu piel y prevenir cualquier afección en ella. Este es el mayor órgano de nuestro cuerpo, sirviendo de defensa a las agresiones externas.

Las vitaminas son el mejor aliado para cuidar tu piel fácilmente, puesto que las encontrarás en multitud de alimentos, sobre todo con la llegada del verano, época en que la piel está muy expuesta a la radiación y debes prestar más atención a ella.

Ten en cuenta que un buen cuidado de la piel desde la adolescencia, hará que el envejecimiento de esta se retrase considerablemente.

Dieta mediterránea, la mejor aliada

Como decía Hipócrates: “Que tu alimento sea tu medicina y tu medicina sea tu alimento”. Para tener una piel espectacular deberías empezar por llevar una dieta equilibrada, que aporte a tu organismo la cantidad necesaria de vitaminas y minerales, además del resto de nutrientes esenciales (grasas e hidratos de carbono).

La deficiencia de ellas hará que exista un desequilibrio en nuestros órganos, y la piel es uno de ellos.

También puede ocurrir todo lo contrario: un exceso de algunos de estos nutrientes, que unido a la carencia de otros, produzcan un estado de toxicidad en los órganos.

Para que la piel se renueve y te proteja del exterior correctamente lo más importante es dejar de consumir alimentos refinados y procesados y optar por alimentos frescos y de temporada, que son los que más vitaminas y minerales te van a aportar.

Alimentos beneficiosos para la piel

vitaminas salud piel

Alimentos como las legumbres, las verduras, las frutas y los cereales integrales serán los más beneficiosos para que mantengas siempre tu piel en perfecto estado.

Además, claro está, de una buena hidratación. Beber la suficiente agua diariamente es clave para tener una piel hidratada, elástica y sana.

Pero no por ello hay que dejar de lado los alimentos que contienen proteína, como la carne y el pescado, ya que estas son las que van a encargar de producir dos elementos fundamentales para que la piel se mantenga tersa y elástica: el colágeno y la elastina.

Como ves, todos estos elementos los puedes encontrar en nuestra variada dieta mediterránea, así como frutos secos, aceite de oliva, etc., de los que hablaremos más adelante.

No solo va a beneficiar a tu piel una buena alimentación. El sueño y el ejercicio físico también repercutirán en que mantengas tu organismo saludable y, por ende, tu piel.

Cómo influyen las vitaminas en la salud de tu piel

Vitamina A

También denominada retinol. Te sonará porque es un elemento que se ha incorporado a muchos cosméticos. Es denominado así porque interviene en la formación de la retina.

Es por esta causa que una deficiencia de vitamina A puede provocar ceguera.

Se encarga de un correcto desarrollo del sistema óseo, de fortalecer los dientes, ayuda a mantener en perfecto estado los tejidos blandos, la piel y las mucosas.

Esta vitamina es una de las más importantes para la piel, ya que mantiene los niveles de colágeno y hace que la piel se regenere, provocando que se cicatricen las heridas superficiales.

Una dosis correcta de esta vitamina retrasa la aparición de las arrugas y las líneas de expresión.

vitaminas para la salud de la piel

Puedes encontrar esta vitamina en los siguientes alimentos:

-Verduras y hortalizas como el brócoli, zanahoria y calabacín, batata, calabaza, col, espinacas, borraja, acelgas, etc.

-Frutas con colores naranjas, amarillos y verdes (naranja, mango, papaya, albaricoques, melocotones, melón).

-Lácteos (leche, mantequilla, yogur, quesos). Además contienen calcio, de vital importancia para la salud de nuestros huesos.

-Huevos.

-Carne de vacuno y de aves, (siendo el hígado de ambos lo que más vitamina A contiene).

-Pescados y mariscos. Pescados como el bacalao o el salmón. Los mariscos, además, contienen selenio, zinc y hierro.

-Legumbres. Aportan gran cantidad de esta vitamina.

Vitamina B3

Se la denomina también niacina y es esencial para nuestro organismo.

Esta vitamina es necesaria para procesar correctamente la grasa del cuerpo, regula el colesterol y los niveles de azúcar en sangre.

Ayuda a la piel ya que es una gran antioxidante, regenera las células, aporta brillo y aumenta la hidratación, eliminando también las toxinas. Es beneficiosa para el aparato digestivo y el sistema nervioso. Esta vitamina no la sintetiza el cuerpo de forma natural.

Alimentos que contienen vitamina B3:

-Arroz.

-Trigo y germen de trigo. Por tanto, se puede encontrar en el pan.

-Levadura de cerveza.

-Pimentón.

-Hígado.

-Carnes magras, como el pollo.

-Pescado.

-Frutos secos. Sobre todo se encuentra en las nueces

-Huevos.

Vitamina C

vitaminas c para la piel

También denominada ácido ascórbico. Es una de las vitaminas de moda en los compuestos cosméticos, ya que previene y aclara las manchas

Además de la reparación de los tejidos y la ayuda a la formación de colágeno, la vitamina C contiene una gran cantidad de antioxidantes, combate el daño producido por los rayos del sol.

La encuentras en lo siguientes alimentos:

-Cítricos (mandarinas, pomelo, limón, naranja, etc). Ahora que llega el verano, no dejes de incluir cítricos en tus ensaladas, tanto para aliñarlas con el limón como para darle una nota refrescante.

-Frutas como el kiwi, la papaya y el mango. Estas tienen más cantidad de vitamina C, incluso, que las naranjas.

-Hojas de color verde oscuro (rúcula, canónigos, rabanitos, nabos, coles, perejil, espinacas, acelgas, brócoli, coliflor etc).

-Kiwi, mango y papaya

Un kiwi aporta más vitamina C que una naranja. El mango contienen vitaminas A, C y E y también un gran aporte de magnesio y de potasio. Y la papaya, además de vitamina C y antioxidantes,  contiene papaína (ayuda a la digestión), calcio, magnesio, potasio, fósforo

Tanto el mango como la papaya también los puedes incorporar a las ensaladas este verano.

Vitamina D

vitaminas en la salud de la piel

La importancia de esta vitamina radica en que se encarga de proteger las células, por lo que repercute en el aspecto de nuestra piel, combatiendo afecciones como la psoriasis.

Además, ayuda a mantener la fortaleza ósea y es necesaria para mover los músculos. También regula la glucosa, protege el sistema inmune y el cardiovascular.

Para sintetizar esta vitamina es imprescindible la luz solar, bastará de diez a quince minutos diarios de exposición.

Recuerda que no solo en verano una exposición prolongada al sol contribuye al envejecimiento de la piel, así como otras enfermedades de mayor importancia. En invierno ocurre lo mismo, por lo que en ninguna época del año deberías dejar de lado el protector solar.

Alimentos en los que encuentras la vitamina D:

-Pescados grasos. Sobre todo salmón, caballa, bonito, atún anchoas, sardinas, trucha, dorada.

-Aceite de hígado de bacalao.

–Ostras y langostinos.

-Hígado de vaca.

-Yema de huevo.

-Quesos.

-Hongos.

-Lácteos (mantequilla, leche).

Vitamina E

Esta vitamina es un potente antioxidante, por lo que unos buenos niveles de vitamina E son importantes para la salud de la piel, protegiéndola de los rayos ultravioletas y de los radicales libres.

También fortalece el cabello y mejora el rendimiento físico.

De igual modo,  juega un papel relevante en el sistema inmune contra virus y bacterias, combatiendo, incluso, el cáncer de piel.

vitaminas y salud piel

Alimentos que contienen vitamina E:

-Aceites vegetales como el de oliva y el de girasol.

– Frutos secos, sobre todo las almendras, avellanas, piñones, cacahuetes y pistachos.

-Semillas de girasol.

-Verduras y hortalizas como pimiento rojo, espinaca, espárragos, brócoli.

-Aguacate.

-Yema de huevo.

-Pescados azules, sobre todo los que contienen una mayor cantidad de grasas (anguila, congrio, jurel, palometa, salmón y sardinas).

Vitamina K

Esta vitamina no es de las más conocidas, pero es fundamental para nuestro organismo, ya que protege el corazón y previene la calcificación arterial. También Es muy importante en la coagulación de la sangre y nos ayuda a cicatrizar las heridas.

La vitamina K repercute, además, en nuestro aspecto ya que cura las estrías y las arañas basculares, así como las manchas y las ojeras.

Se utiliza dermatológicamente para curar la rosácea y la inflamación.

El aporte de vitamina K es muy fácil conseguirlo ya que no se necesita mucha cantidad de alimento para sintetizar esta vitamina.

Alimentos que contienen vitamina K:

-Verduras de hoja verde (berza, hojas de nabo)

-Brócoli (con una ración al día ya conseguimos el aporte de vitamina K necesario para nuestro organismo), coles de Bruselas, coliflor.

-Zumo de zanahoria.

-Soja y aceite de soja.

-Edaname.

-Granada (además de vitamina C, la granada aporta una buena cantidad de vitamina K).

-Pescado.

-Huevos.

-Carne.

Como puedes comprobar, la mayoría de estas vitaminas las puedes encontrar en los productos cosméticos, pero no debes olvidar que tan importante como cuidar el exterior es cuidar el interior. Por eso tu salud, así como una piel sana y radiante, depende de tu cesta de la compra.